Pasajes FILMADRID: el 29 de septiembre sesión “Un cuerpo suena aquí” de Laura Moreno Bueno

El próximo jueves 29 de septiembre a las 19:30 presentamos una nueva sesión de PASAJES FILMADRID en La Casa Encendida, la proyección de las piezas audiovisuales de la cineasta madrileña Laura Moreno Bueno, que nos invita a explorar su trabajo como un corpus sensitivo al que acceder a través de la escucha, aunando sus investigaciones principales alrededor del cuerpo, el paisaje y el sonido.

Varios de sus últimos trabajos de diferentes naturalezas se recopilan en esta experiencia, creada para Pasajes FILMADRID y se ponen en diálogo mediante la construcción de un nuevo sonido concebido para la ocasión.

Las entradas ya están a la venta en la web de La Casa Encendida.

El sonido de las imágenes (2022) Proyección performática 

Performance cinematográfica basada en el uso de micrófonos fotosensibles que convierten la luz en sonido, creando así una banda sonora a partir de las imágenes de una ciudad proyectadas en la pantalla. ¿A qué suenan los paisajes de Toronto, cuáles son los colores que evocan sus espacios, cuál es su ritmo y su tono? La pieza resultante es una especie de diario de la estancia en Toronto de la directora, que realiza una construcción en torno a los colores y las formas encontradas en sus paseos por la ciudad. Jugando también con dobles exposiciones, emulsiones caducadas, filtros de color y diferentes procesos de revelado a mano, va modulando las imágenes (en un proceso abierto al azar) creando la sinfonía de una ciudad que realmente suena, por traducción directa de sus imágenes proyectadas. Un experimento que supuso la fabricación de estos fototransistores, más que micrófonos, instrumentos que en lugar de utilizar cuerdas o viento para sonar, utilizan imágenes.

____________________  3′

El horizonte es siempre el mismo, una línea que separa al mar del firmamento, da igual el tiempo, da igual el lugar. Siempre el mismo límite, se puede incluso sustituir por otro y su entorno sería posible.

Si las vides lloran (2021) 6’ + Jugar a ratos (Interludio sonoro) 10’ + Níobe (2021)

Si las vides lloran y Niobe forman un díptico que explora las emociones que emanan del llanto. Un viaje sensorial a partir de la corporalidad de dos mujeres que son una. ¿Se puede llegar al éxtasis a partir del movimiento? La cineasta explora la dualidad de los sentimientos y deja que los cuerpos hablen entre sí y expresen lo que las palabras no pueden.

Jugar a Ratos es un pasaje sonoro que sirve de puente entre las dos piezas que rodean el llanto Si las vides lloran y Niobe. Un paisaje y un viaje desde sus atmósferas sonoras que comunica ambos mundos. Un espacio donde poder imaginar y dejarse llevar por el oído. Un juego donde el sonido evoluciona a base de repeticiones.