Entrevista a Victoria Oliver Farner. The Video Essay 2020

Blink

Andrea Morán-

En la edición pasada de The Video Essay, presentaste ​Periferia de atención​, un trabajo en el que el cuadrado negro nos hacía conscientes de cómo la composición de la imagen podía guiar nuestra mirada. En Blink vuelves a intervenir en el material, pero esta vez añadiendo unos fotogramas en negro a cada cambio de plano…

Las películas son un torrente de información en forma de imagen y sonido y la utilización de la oscuridad total y también el silencio, en el caso de ​Blink​, provoca una ausencia que pone de manifiesto aquello que sí que está presente y permite señalarlo. Los dos videoensayos tienen este método de análisis en común obteniendo diferentes resultados, ya que en ​Periferia de atención​ utilicé el recurso dentro del cuadro y en ​Blink​, entre cuadros.

Aplicas esta metodología a una secuencia de ​Los pájaros​, de Alfred Hichtcock . Esa combinación funciona tan bien que me lleva a preguntarte si fue antes la idea o la secuencia…

Surgió antes la idea formal pero inmediatamente pensé en esta escena del ataque de ​Los pájaros.​ Es una película que ha sido muy importante en mi formación y que tengo muy a mano en mi cabeza. Me gustaba el momento del ataque porque es una auténtica construcción, una suma de partes, en la que la obligación del raccord más estricto se abandona con el objetivo de crear una sensación en base al ritmo. Este momento de la película está insertado dentro de una escena más convencional y esto hace que en poco tiempo se puedan ver y contrastar dos tipos de narración a través del montaje.

Junto al análisis del montaje, también es inevitable apreciar la planificación de Hitchcock, con los cambios en el punto de vista y las distintas angulaciones…

Dar esa pausa entre los planos, que los separa y aísla, creo que permite pararse a observar cómo es cada uno por separado y en relación al plano anterior. A mí me llama la atención también el uso del tamaño de plano al servicio de la narración.

Cuando pensamos en montaje lo primero que se nos viene a la mente es la imagen y la unión de los planos, pero con estas pausas también consigues resaltar el uso del sonido. Me parece muy interesante que en la fase de la sospecha las pausas artificiales consiguen desbancar el supuesto silencio de la escena, un silencio que no es tal…

Oído al lado del silencio total de estas pausas, lo que llamamos silencio se convierte en un silencio relativo, un silencio construido también. Hitchcock tomaba decisiones sobre todo lo que finalmente entraba dentro de la película, es decir, la elaboraba dejando que el azar interviniera lo menos posible. En este sentido, el uso constante del silencio le permite jugar con el protagonismo de los sonidos resaltando los que son importantes para la narración, como por ejemplo un ligero aleteo.

También es una clara demostración del importante rol que tiene el sonido a la hora de crear una continuidad…

El sonido es uno de los elementos primordiales a la hora de crear esa ilusión de continuidad ante la fragmentación de la imagen. Uno de mis objetivos era también dividirlo para poner de relieve qué sonido está exactamente sobre qué imagen.

Junto a ​Periferia de atención​, en la quinta edición del festival también presentaste el cortometraje ​Eyes on You​ en la sección Pasajes de Cine, que trataba imágenes ajenas grabadas por las cámaras de vigilancia… Bien sea en forma de videoensayo o de cortometraje, ¿qué es lo que más te gusta de trabajar con material de archivo?

Me gusta mucho poder analizarlo y volver a pensar sobre él. Darle una nueva forma a través de pequeñas intervenciones. En Eyes on You,​ por ejemplo, utilicé imágenes de videovigilancia de espacios públicos que están accesibles en internet. Y las uní con un audio preexistente en el que intervine sustrayendo ciertas partes con el objetivo de crear un discurso completo a partir de palabras clave. También utilicé los subtítulos como un elemento narrativo que, combinado con el audio, tenía la intención de representar el acceso a una información cifrada y secreta, una comunicación intervenida.