Entrevista a Brigitte Fattah. The Video Essay 2020

“The Rich and The Poor”

Andrea Morán

El comentario sobre las clases sociales y la desigualdad en el cine de Bong Jong-Ho es algo conocido y que ha cobrado aún más relevancia debido al éxito de Parásitos. Sin embargo, tu aproximación a esta temática no es argumental, como podía ser lo más previsible, sino plenamente visual. ¿Por qué decidiste rastrar sus películas desde ese punto de vista? 

A mis 14 años, tuve mi primer trabajo en el que era ayudante de dirección de arte y desde entonces me he interesado mucho este campo dentro del cine. Se puede decir que por naturaleza soy una persona muy visual y me fijo demasiado en toda la estética al ver una película y cómo ésta se vincula con la historia. Ya la primera vez que vi Parásitos me encantó cómo Bong Jong-Ho plasmaba las diferencias entre ambas familias y que utilizara la piedra como símbolo de toda la trama. Después empecé a indagar más en su filmografía y me di cuenta de que todas sus películas de alguna forma representaban estéticamente las diferencias entre las clases sociales. Me pareció muy potente la manera tan única en la que realizaba esta crítica social.

Me gustaría que nos comentaras cómo y cuándo llegaste a la estructura definitiva del videoensayo, organizado por esos distintos capítulos…

El primer paso fue ver todas las películas y minutarlas, anotando en una libreta el momento en el que veía cosas que llamaran mi atención, para después pasar a agruparlas. En un principio, la estructura no iba a ser por bloques, pero al no hacerlo, estaba intentando contar muchas cosas al mismo tiempo. Fue mientras clasificaba estos clips cuando me di cuenta de la relación que se establecía entre ellos. No solamente eran “los ricos y los pobres”, eran los objetos con los que se representaban, los colores que vestían, la imagen que daban de la infancia. Y fue así cómo decidí segmentarlo.

La música cobra importancia en la parte central y eso nos permite fijarnos aún más en los aspectos visuales que quieres destacar y en los elementos gráficos que empleas (los círculos, las líneas)…

En el cine de Bong Joon- Ho todo tiene un por qué, no hay absolutamente nada puesto al azar. Un buen ejemplo de ello es el color. No solo tiene fines estéticos, sino que juega un papel primordial en la historia, es una herramienta narrativa. Por lo tanto, crear una paleta dentro del videoensayo servía para que el espectador apreciara qué colores representan a unos y a otros, y viera el uso de la psicología del color.

A raíz de ver Parásitos, empecé a buscar análisis sobre el film y leí acerca de la separación de las clases sociales a través del encuadre. Volví de nuevo a la película para fijarme expresamente en los planos en los que ambas figuras salían dentro del cuadro. Bong Joon-Ho literalmente separó a los“ricos” de los “pobres”, yo lo único que hice fue resaltar esa línea que pasaba desapercibida. Después, eso me llevó a encontrar en la propia Parásitos la relación de “The Sacred Line” mencionada en Snowpiercer. Podríamos considerar a Snowpiercer como el deseo de cruzar esa línea y a Parásitos como la línea siendo cruzada.

Hay un gran trabajo de montaje para acompasar la imagen con la música, los capítulos llegan a tener un ritmo propio. Pero muchas veces en los videoensayos de compilación pasa desapercibido lo importante que es detenerse para crear pausas. Aquí lo haces con ese maravilloso plano de Mother, incluyendo además el sonido diegético. De repente, la narración es frena…

Para mí, el ritmo era fundamental desde el inicio, yo sentía la necesidad de que las imágenes fueran al compás de la música. Y después de haber llenado al espectador de tanta información de forma acelerada, necesitaba crear un momento donde tuvieran un respiro y calma. El mejor plano para eso era el de Mother. Desde que vi la película sabía que lo iba a utilizar en mi pieza, me parecía mágico y era lo que estaba buscando. Es el momento en el que el videoensayo pasa a otro nivel, momento en el que yo cruzo la línea, en búsqueda de herramientas visuales y se crea un balance.

Algo muy interesante en tu uso del diálogo: al comienzo está más presente, después renuncias a él completamente, y las palabras regresan justo al final -con la frase del personaje en Parásitos-, que remata el vínculo entre composición, personaje y discurso. ¿Puede ser que justo esa frase fuera la que te impulsara a realizar el videoensayo, que estuviera ahí desde el principio?

Al principio no había contemplado incluir diálogos, porque precisamente mi aproximación era lo visual. Pero finalmente llegué a la conclusión de que debía incluir texto, porque todas las películas de Bong Joon-Ho incluyen diálogos con mucha fuerza sobre el tema y eso iba a lograr impulsar el videoensayo por el camino que yo estaba buscando. Las primeras líneas que se me vinieron a la mente fueron las de Snowpiercer, con la que se abre la pieza, y la de Parásitos, con la que se concluye.

The Rich and The Poor es tu primer videoensayo, ¿qué es lo que te hizo entrar en el programa de edición y ponerte a “jugar” con las imágenes? ¿Qué es lo que te interesa de este formato?

Actualmente estudio cine en la Universidad Camilo José Cela y éste era el proyecto final de una de mis asignaturas. Yo nunca me había planteado hacer un videoensayo hasta que se convirtió en una de las tareas de la carrera, lo cual agradezco porque me impulsó a explorar esta área por primera vez. Quise llenarlo con mi esencia y convertirlo en algo más personal.