Crítica de Demonic por Alejandro Pazó

La racionalización de la violencia

El estreno de Hail Satan? (Penny Lane, 2019) casi se podría tomar como una suerte de respuesta a Demonic (2018), el último trabajo de Pia Borg. En la cinta de Lane se documentan los orígenes y características de El Templo Satánico, una organización que, al contrario de lo que pudiera parecer, basa su causa en el uso de la figura de Satanás como un símbolo para luchar contra los ideales conservadores del cristianismo. Si en Hail Satan? lo demoníaco esconde en realidad una búsqueda de ciertas libertades y derechos, en Demonic oculta una reflexión sobre el miedo y la manipulación. El cortometraje de la directora australiana muestra la histeria colectiva que produjo en la década de los ochenta el libro Michelle Remembers (Lawrence Padzer y Michelle Smith, 1980), en el que se aseguraba la existencia de rituales satánicos donde se llevaban a cabo abusos sexuales a niños y adolescentes, pero que nunca llegó a demostrar que los casos de los que se habla fueran reales.

Para remarcar esta dualidad de realidad/ficción, Pia Borg conduce gran parte del relato a través de recreaciones 3D, creadas por ordenador y difícilmente distinguibles de un vídeo real. Se trata, en cualquier caso, de grandes salas vacías por las que la cámara culebrea acercando el tono del film hacia el terror, mientas se escucha la voz de Michelle contando los horribles actos que, supuestamente, sufrió. Al principio, el psiquiatra le dice: “es como volver a una casa abandonada, no puedes hacerlo solo”, y esto es justo lo que la directora nos obliga a hacer.

A lo largo del corto se evita en la medida de lo posible el uso de material nuevo, y opta por incluir programas de televisión –sobre todo telediarios– que se emitieron en su momento en el territorio estadounidense, como una forma de remarcar el papel de los medios de comunicación, la televisión en particular, a la hora de dar pábulo a noticias falsas y expandir el miedo entre la población. Y es que Demonic es una obra que habla sobre el miedo a la violencia y cómo se busca un motivo que explique ciertos actos. Porque es más fácil creer que Satanás nos controla a admitir que existe la maldad en el ser humano.

Alejandro Pazó